28 enero 2013

CHULETITAS DE CABRITO CON BECHAMEL SOBRE TORTA DE QUESO {RETO TÍA ALIA}

Chuletitas cabrito con bechamel

Se acabaron los dos meses que Carmen nos dio de vacaciones del Reto Recetas de tía Alia. Ya había ganas de ponernos a prueba, una vez más, y comprobar cómo salir airosas de sus propuestas, que como siempre han sido dos: una dulce y una salada.

Será por la saturación de dulces a la que os sometí a lo largo de toooodo el mes de diciembre por la que me propuse daros un descanso, aparte de blogueril, durante el mes de enero de toda receta dulce, restablecer los índices de azúcar, y crear ganas para alguna receta dulce que caerá en nuestras siguientes citas.

Así que mi propuesta para el reto se inclina por el lado salado con unas chuletitas de cabrito, cubiertas de bechamel y rebozadas por un empanado a base de hierbas aromáticas, entre otros ingredientes; este es el punto especial y distintivo de esta receta, una receta de la que tengo que decir que aunque entretenida, da por resultado una carne muy, muy tierna, aparte de una presentación diferente. Este tipo de rebozado es el que se conoce con el nombre de Villeroy, que coincide con el de un mariscal francés, François de Nuefville, Duque de Villeroy, que combatió durante la Guerra de Sucesión Española contra los austriacos a principios del siglo XVIII, aunque se desconoce si hay una relación real entre tal personaje y esta técnica culinaria.

Pero el toque francés de esta receta no se queda en la anécdota del nombre del empanado, pues la autoría de la propia salsa bechamel es atribuye a Louis Béchamel, que sirvió a la casa de Orleans de la que procedía el rey Louis XIV como Gobernador de Bretaña. Su gusto refinado y su interés por la gastronomía hizo que se convirtiera en el inventor de la salsa bechamel, del volován, y del ragut a la financiera. La salsa bechamel ha evolucionado desde sus orígenes, pues no se utilizaba leche, sino caldo de ternera, y el sazonado a base de pimienta y nuez moscada fueron añadidos mucho tiempo después. 

Como siempre, llegada la fecha de publicación de la recetas que participan en el reto, una siempre está deseosa de ver cómo se las habrán apañado l@s participantes para sorprender a Carmen, y por supuesto a los que no son Carmen :)

Esta es mi propuesta ...

Ingredientes (Para 12 chuletitas - 3 personas)
  • 12 chuletitas de cabrito
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • Para el empanado
    • 4 cdas de pan rallado
    • 1 cda de queso parmesano rallado
    • 1 cdta de pimienta de diversos tipos recién molida
    • 1 cda de ajo deshidratado
    • 1 cda de orégano seco
    • un huevo
  • Para la bechamel espesa 
    • 2 cdas de harina
    • 2 vasos de leche fría
    • 25 gramos de mantequilla
    • sal, pimienta, nuez moscada
  • Para la torta de queso
    • 3 ó 4 cdas de queso emmental, o cualquier otro de vuestro gusto
    • una pizca de orégano seco
Elaboración
  1. Empezamos preparando las costillitas. Con la punta afilada de un cuchillo, raspamos la carne que queda pegada al hueso y la empujamos hacia abajo para que así la carne quede recogida y el hueso limpio. Salamos la carne y la doramos en un poquito de aceite en una sartén, sin hacerlas mucho, porque terminarán de hacerse posteriormente y para que la carne no quede muy reseca.
  2. Preparamos la bechamel, y para ello en un cazo ponemos la mantequilla a fuego medio, y cuando se derrita, añadimos la harina. La removemos y cuando adquiera un color tostadito, añadimos la leche fría de golpe y comenzamos a remover para evitar que se formen grumos. Dejamos cocer según el gusto de espesor que deseemos conseguir. Para esta receta la textura de la bechamel ha de ser espesa. Aderezamos al gusto y retiramos del fuego.
  3. El siguiente paso consiste en cubrir las chuletas con la bechamel aún caliente, y para ello las sumergimos en el cazo y con la ayuda de una cuchara, cogemos porciones de la bechamel y la repartimos por toda la chuleta. Una vez cubiertas, las reservamos sobre papel vegetal para que se enfríen.
  4. Mezclamos todos los ingredientes del empanado, excepto el huevo, en un plato hondo.
  5. En otro plato batimos el huevo.
  6. Para empanar las chuletas, las pasamos primero por el huevo y a continuación por el pan rallado, asegurándonos de que queden bien cubiertas para que no se salga la bechamel al freírlas.
  7. En una sartén honda ponemos suficiente aceite a calentar y cuando adquiera la temperatura idónea, freímos las chuletas. Una vez fritas las retiramos a un plato con papel de cocina que absorba el exceso de grasa.
  8. Para elaborar la torta de queso encendemos el horno a 200º. Preparamos una bandeja de horno y la protegemos con papel vegetal. Ponemos el queso sobre este, lo extendemos dándole forma de círculo y espolovoreamos el orégano por encima. Horneamos hasta que el queso se haya derretido y que los bordes queden ligeramente doraditos.
  9. Para servir, ponemos la torta de queso en la base del plato, y sobre esta, las chuletitas. ¡Y a disfrutar!

Fuente de inspiración para limpiar las costillas y preparar la bechamel: 1080 Recetas de cocina, de Simoné Ortega. Editorial Alianza.

Sobre historia gastronómica, aquí y aquí.




69 comentarios :

  1. Hola Yolanda!! Unas chuletitas...umh!
    Que bien documentadas!!...y que bien condimentadas, el toque con orégano y queso me parece genial!!
    Yo opté por la propuesta dulce...pero pienso preparar estas chuletas Villeroy (que así es como yo las conocía).
    Salu2 y felicidades por el resultado extraordinario!!
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  2. Muy ricas estas chuletillas, me las apunto.
    besos

    ResponderEliminar
  3. Qué requetebuenas!!! Especiales de categoría, me encanta tu combinación Yolanda!!! Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  4. receta buenisima y ademas acompañada de su historia es doblemente buena.Quedara contenta Carmen seguro.
    A ver si este año me pilla tiempo para participar alguna vez
    buen lunes Yolanda
    beso

    ResponderEliminar
  5. La primera vez que cocinamos con villeroy en clase de cocina me quedé encantada, el "toque" de queso con la bechamel envolviendo, en aquel caso era pollo, hizo que lo repitiera alguna vez más en casa.
    De esta receta la verdad es que conocía poco, no sabía que era un clásico de la cocina española, más que nada porqué no tengo pasión por las carnes rojas, y poca por el cordero.
    Aún así me he decantado por esta receta, me parece divina, de un bocado, y suaviza el sabor, me ha gustado tú versión, yo en el caso de éste reto intento que la receta sea de lo más cercana a la de tía Alia, ya tendré tiempo para cambios.
    Un beso guapa, feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Vaya bocaditos chuletiles más ricos... esto de las chuletas con bechamel al estilo Villeroy, llevo mucho tiempo queriéndolo hacer en casa desde que lo vi hace años en varios blogs, y la verdad, ya estaba convencido pero ahora lo pienso hacer...

    Menudo empanado más rico!

    ResponderEliminar
  7. ¡Que suerte, de cabrito! Me cuesta mucho encontrar cabrito en la carnicería cercana a mi casa, sólo lo puedo comprar cuando voy a la sierra. Te ha quedado un bocado exquisito.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  8. mmmmm....cabrito, q rico! y viniendo la receta de Carmen y preparada por ti, tiene q ser rica-rica, pero aqui el cabrito...ni olerlo...q pena!

    ResponderEliminar
  9. Yolanda como siempre has preparado un plato !***** Michelin!.Me encanta tu propuesta para el reto de Tía Alia. Gracias por culturizarnos un poco más en términos gastronómicos,a parte de darnos unas recetas geniales, valoro mucho la documentación que acompaña cada receta. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Con chuletitas de cordero, ainss, cómo me gustan!!
    Yo también voy por lo salado este mes, el que viene y el que viene, jajaa, demasiado dulce concentrado en unas semanas!!
    Tengo que probarlas con cordero, salvo por la cama esa tan espléndida que le has puesto, pero que sí le haré al resto de la familia, les va a encantar!!
    Me ha encantado encontrar la bechamel junto con el crujiente del empanado, una delicia que me han pedido al unísono repetir!!
    Besotes preciosa y buen día!!

    ResponderEliminar
  11. Que chuletitas tan buenas, es un plato refinado pero al mismo tiempo sencillo y perfecto para cualquier ocasion, me llevo la receta a mi cocina para prepararlas en cuanto pueda :)
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  12. Que cosa más rica! Alguna vez las preparé cuando estaba de cocinillas recién casada y nunca más, es un plato currado pero tan apetecible... esa base de queso que le has puesto es la pera!

    Te las copiaré con pechugas de pollo que el cordero es la única carne que ahora no puedo comer, ¿será el cordero del mismo 'modelo' que el cabrito? Me temo que si... lo investigaré.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi problema es que no soy de carne y ponerse con una receta dulce de la tía Alia, es todo un reto. Viendo tu plato, igual me apuntaba a comerme unas chuletitas. Tienen una pinta extraordinaria. Besotes y buena semana.

    ResponderEliminar
  14. Platazo de 10, no tengo más que decir ;) besos.

    ResponderEliminar
  15. Muy buena la elección, ya he visto un par por la blogosfera y me parecen de lo mas apetecibles!!
    Como siempre, tu introducción todo un lujo y una fuente de aprendizaje!
    Besitos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  16. Son muy chulas :) Muchisimas gracias por el disco de los One Direction jajaja. Son mi grupo favorito y me hacia mucha ilusión tener sus discos. Gracias otra vez y besos,

    Anna

    ResponderEliminar
  17. Impresionante la entrada y esa torta de queso, ¡como me gusta! El condimento perfecto. Se nota mucho que has trabajado un montón la entrada. Enhorabuena.
    Besicos

    ResponderEliminar
  18. Tiene una pinta muy buena, yo hice la receta dulce pero pienso probar esta receta porque me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  19. El detalle del queso nos ha conquistado, nos quedamos como seguidoras. Si quieres pásate por nuestro blog, también hicimos el reto! biendespachao.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  20. Me h encantado esta versión con chuletas de cabrito así que tomo nota.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  21. Que bien documentadas nos traes las recetas, saldremos con un máster en historia gastronómica jeje. Y que ricas estas chuletillas, las he preparado alguna vez rebozadas pero con bechamel no, habrá que probar. Besos y feliz semana!

    Ana

    ResponderEliminar
  22. No podía faltar en tu entrada ese toque de historia, si es que se nota a la legua cual es tu profesión. Lo llevas en la sangre, Señora profesora !!!

    Me gusta, que conste, que nos ilustres con información sobre las recetas que publicas. Visitar tu blog supone un viaje para el conocimiento en todos los sentidos. Siempre se va una con algo nuevo aprendido.

    Veo que hemos limpiado las chuletas de la misma manera. Dejando el hueso libre de carne y rastros de nervio, etc. Ni que lo hubiéramos planeado, jaja.

    Hay una cosa que le da a tu receta un toque la mar de retro y es que te hayas inspirado en el libro de Simone Ortega que es uno de los grandes clásicos de la cocina española. Muy posiblemente el libro con el que Alia aprendiera a cocinar. Que en su época no había tanta variedad de libros, ni de cocineros. Se lo tengo que preguntar la próxima vez que hable con ella.

    Un placer, como siempre, contar con tu participación en el reto. Espero que tus "comensales" disfrutaran de estas chuletas que tan ricas se ven y que has rematado al acompañar de esa torta de queso. Ahí me has dado !!!

    Bss y hasta muy prontito :)

    ResponderEliminar
  23. Madre mía Yolanda, me tienes aquí con la boca abierta de par en par, no sólo por las chuletas que has preparado sino por el "plato" de queso con el que las has acompañado! qué maravilla!

    Por cierto, estupendo comentario el del gazpacho caliente, jejeje, muy bien traída la comparación ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Yolanda he visto ya varias publicaciones del reto y tengo que decirte que esta es una de mis preferidas. Me encanta el toque de queso de la base y cómo nos ilustras respecto de la historia de la bechamel y de la preparación a la Villeroy. Enhorabuena por el resultado. Besos

    ResponderEliminar
  25. Ah! Qué buena pinta tienen. A mi no se me hubiera ocurrido hacerlas con bechamel... El crocant de queso le da su toque, ¡Muy bueno todo!
    Las probaré.

    ResponderEliminar
  26. Estas chuletitas tienen un aspecto tremendo y su teja crujiente de queso remata el asunto, ¡me encanta como te ha quedado!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  27. Me ves??? no verdad...claro por que estoy arriba y abajo haciendote la ola...

    Me encantan las costillitas de cabrito y este plato te aseguro que lo voy hacer pq sé que a mis hijos les gustará, al marido no hija, que no puede ni olerlo...

    Un besote y feliz semana.

    Me voy al google reader ha cambiarte de carpeta...de domingos pasas a imprescindibles jajaja

    ResponderEliminar
  28. Vaya receta rica, me ha encantado. Tiene que estar de lo más rica con esta torta de queso como base, y yo a dieta!! jo

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Yo me quedé con las galletitas, pero desde luego que esta receta la tengo que probar porque es lo más apetitoso.

    no sé cuál será el libro más vendido de gastronomía a lo largo de los tiempo, pero desde luego el 1080 es todo un cla´sico que se sigue vendiendo de miedo a día de hoy, te lo digo porque trabajo en el grupo editorial que lo distribuye ;)

    Mil besos guapa

    ResponderEliminar
  30. Como siempre te sales¡¡¡¡ Un rebozado con hierbas aromáticas, pero que rico. Como te decía en Fb, en casa son un poco raritos y los rebozados no les van mucho. Fijate si es rarita Sandra que le gustan las croquetas pero luego dice que no le gustan por ejemplo estas chuletas.... A mi me ha venido bien, porque con la dieta, las galletas las he preparado y las he regalado, pero las chuletas hubiera acabado comiendomelas, porque a mi si me gustan.

    La historia tambien genial, igual que la foto.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  31. Yolanda,mira que he visto hoy recetas de chuletillas y no se por cual decantarme..jajaja
    Las tuyas se ven deliciosas y sobre esa torta de queso no se ni que decirte más porque me estoy babando...jajajaja
    Un beso y feliz semana corazón

    ResponderEliminar
  32. Yo hice las galletas pero seguro que estas chuletas estan muy ricas.besinos

    ResponderEliminar
  33. Como he disfrutado con este reto y viendo cada uno de los vuestros, menuda base mas deliciosa les has puesto a las chuletitas!!!!!!
    Besinos

    ResponderEliminar
  34. Un acierto empanarlas con el pan aromatizado con la hierbas, queda mucho más rico. Y la presentación sobre la torta de queso es una idea estupenda y de la que tomo buena nota.

    Buena semana, Yolanda

    ResponderEliminar
  35. Tienen una pinta buenísima, un plato de lo más apetecible. Me encanta. Un propuesta que no pasa nunca de moda.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Cada vez que visito un blog hoy y veo esta receta me entran unas ganas terribles de hacerlas. Me encanta como te han quedado y estoy segura que están buenísimas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  37. Jolín Yolanda, me has fascinado con tu versión de la propuesta del Reto, tienen que estar riquísimas con ese empanado que has hecho...y con las tortitas de queso ya ni te cuento.
    Quiero probarlas ya!
    Besitos

    ResponderEliminar
  38. ¡Ay, madre del amor hermoso, qué cosa más rica!. Me encantaban las de cordero lechal preparadas así, y las de cabrito tienen que estar deliciosas también.
    Y ya con esa "camita" de queso que les has puesto... bueno, ¡para morirse de ricas!.
    Jejeje, el "1080 recetas de cocina" fue uno de los libros con los que aprendí a cocinar (por supuesto, con la primera edición, dada mi edad, jajajaja). Me sigue pareciendo un libro superpráctico, y sigo sacando recetas de él.
    Eso sí, desconocía que hubiese existido un cocinero llamado "Béchamel", ¡nunca te acostarás sin saber una cosa más!.
    Un beso grande, guapa.

    ResponderEliminar
  39. Con lo tiernas que son las chuletitas de cabrito, rebozadas con la bechamel deben estar de muerte de ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Que buenas!!! nunca las he hecho así aunque las conozco!!! Este mes no he podido participar, a ver sino fallo el que viene! Bss

    ResponderEliminar
  41. Unas chuletas estupendisimas!! no tardaré en hacerlas.. caí en la tentación de hacer las galletas para el reto, pero estas chuletas tienen una presencia muy atractiva y el sabor fuera de serie, seguro!!! Besoss,

    ResponderEliminar
  42. Querida Yolanda, me ha encantado tu entrada, un poco de historia nunca viene mal verdad? Lo cierto es que estas chuletas están riquísimas. En esta ocasión no me he decidido por la receta salada porque ya la conocía. Mi madre las hacía y realmente estaban exquisitas.
    Me gusta mucho eso toque diferente que le has dado, te han quedado extraordinarias. El sabor de las especias y el queso seguro que enriquecen mucho el resultado.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  43. Halaaaa Yolandaaa!!! tú si que te la has currao! esa torta de queso me ha saltado de la pantalla y me acaba de ordenar que me levanta a hacer la cena [fijaté la tia]
    Te ha quedado un plato de impresión, está bonito a rabiar y rico, porque puedo decirlo que rico está de narices.... aunque esa torta me llamaaa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  44. PLas..plas..plas.. lo has bordado y con cabrito a ver quien dice que no...
    Como pasa el tiempo, cuando veo que lo publicais, digo, al proximo me apunto..pero es que no llego
    Bss

    ResponderEliminar
  45. Me encanta!!! lo pruebo seguro ;). Besos.

    ResponderEliminar
  46. que ricas y el toque de la torta de queso me encanta! la próxima vez las hare asi, bicos

    ResponderEliminar
  47. me encanta, todo lo que aprendo con tus entradas!!! Me mola la idea de hacer una bechamel con clado de ternera, algún día caerá ;)

    Y me encanta cómo has rematado con queso esta receta, ya de por si deliciosa, hummm (menos mal que vengo ya cenada, jajaja).

    Muchos besos wapisima. Paula

    ResponderEliminar
  48. Pero qué buenas esas chuletitas de cabrito... por no hablar de la torta de queso (qué me gustará a mí el queso! y yo con la intolerancia, cachis)
    Además la ilustración en la historia de la receta también me ha encantado. Eres un pozo de sabiduría.
    Después de ver todas vuestras chuletas, he decidido dejármelas en "pendientes"
    Un beso graaaande

    ResponderEliminar
  49. Hola Yolanda!!! como estarán estas chuletas de cabrito con lo que le gustan a mi maridin,a la otra cojo tu versión que se ven estupendas....

    Besets

    ResponderEliminar
  50. Pues muchas gracias por ponernos en antecedentes con la historia de esta preparación y la de la bechamel, me encantan estas historias, por lo que tienen de historia y por lo que la mayoría tienen de inventadas, pero es curioso saber de dónde proviene un plato y cuál fue la inspiración para hacerlo.
    De las versiones que he visto hasta ahora de las chuletas a la bechamel la tuya es la que más me ha gustado, el toque de hierbas en el rebozado es estupendo, a mi no se me habría ocurrido tan estupenda idea.
    Yo al final no he salido con el reto, aunque preparé las chuletas, las mías de cerdo, pero el tamaño de las chuletas y demasiada bechamel impidió que quedaran con un bonito rebozado, por lo que al final no las he publicado. Aunque hoy estoy sacándome la espinita con versiones tan estupendas como la tuya.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. mmm, se ven super ricas preparadas con la bechamel, y esa camita de queso...estupendas! un besote

    ResponderEliminar
  52. Buenas noches Yolanda, tú sí que me has sorprendido...que buena versión de la receta de Tia Alia has hecho. Seguro que estaban deliciosas y.....de cabrito. Con lo que nos gusta en casa.
    Yo tuve algún que otro problemilla con la receta dulce pero creo que al final hemos salido airos@s.
    Muchos besos,
    Mar

    ResponderEliminar
  53. Vaya!! Pues el pollo villeroy si habia comido pero otra carne no y cabrito casi nunca como asi que... tu propuesta me resulta de lo mas original, tu entrada llena de interesante informacion, escueta para no aburrir y clara para informar de lo que interesa. Me encantan tus post...
    Espero poder participar en el proximo reto.

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  54. Yolanda, que gusto leer tus recetas. Siempre das un punto histórico estupendo. Nunca me había preguntado de dónde venía el nombre de Villeroy. También me ha sorprendido tu opción por el cabrito. Yo fui incapaz de pensar en otra cosa que no fuera cordero, pero ahora me doy cuenta de que hay muchas más opciones.
    Fantástica tu torta de queso. Es genial. Y el empanado me gusta, sobre todo por el queso parmesano. Es una alternativa muy buena. Besitos.

    ResponderEliminar
  55. Yolanda, este plato lo tiene todito todo, un color precioso, una textura crujiente por fuera y tierna por dentro, un sabor lleno de aromas y una camita de lujo. Desde luego reto superado con creces.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  56. Este tipo de recetas me gusta mucho, porque el cordero no es una carne que me apasione y así con ese rebozado, las hierbas y las especias, seguro que me encanta. Las probaré bombón. Besos

    ResponderEliminar
  57. Hola Yolanda, nos haces una presentación buenísima, me encantan las chuletas de cabrito y como las elaboraste, con el toque de la torta genial, un beso

    ResponderEliminar
  58. Me encantan! Te han quedado de miedo!

    ResponderEliminar
  59. Mira que me han gustado las chuletas, tostaditas, pero la cama de queso, ese crujiente, uuuummmmm!!! una maravilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. Ole Yolanda!! Te han quedado espectaculares!! Seguro que llevan trabajo pero son un bocado delicioso. La idea del empanado con hierbas me ha encantado. Un beso!

    ResponderEliminar
  61. Yolanda nos haces una introducción que vamos nos metes en la época. El plato exquisito, lo tendré en cuenta que tengo pronto una cena y me parece un plato ideal.
    Besos

    ResponderEliminar
  62. Tu versión con el queso me ha encantado, tiene que estar de morir, seguro que Tia Alia te copiaría, bsss

    ResponderEliminar
  63. Querida, Yolanda! A priori, nunca se me hubiese ocurrido cocinar las chuletitas así, pero después de haberlas visto estos días en tantos blogs, ya he adoptado la idea.
    Te ha quedado un plato de lo más apetecible y eso que es muy tempranito, pero me comería una :))))

    un besazo, lindísima y feliz día

    ResponderEliminar
  64. Qué apetecibles estas chuletas!! En mi casa triunfarían seguro

    ResponderEliminar
  65. Qué rico ese empanado tan aromático, Yolanda! A ver con qué nos sorprende Carmen el próximo mes! Un besito.

    ResponderEliminar
  66. Le quito la bechamel con tu permiso, pero la torta de queso!! Qué buena idea!
    Besos

    ResponderEliminar
  67. Hola Yolanda, no hay nada que siente mejor en invierno que proponerse mejorar en labores cocinicas.
    Te ha quedado genial, casi puedo olerlo. Me quedo por "tu casa", puedes pasarte por mi blog cuando quieras.

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Besos,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  68. Mi querida Yolanda, has superado el reto con creces, te han quedado unas chuletas de alta categoria, viniendo de ti no pdia ser de otra manera, tienes unas manos maravillosas para lo dulce,y lo salado, y eres un cielo de persona. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.