16 noviembre 2012

BROWN IRISH SODA BREAD {PAN MORENO DE SODA IRLANDÉS - RETO BAKE THE WORLD}

Irish soda bread 

Cuando Clara, la principal administradora de Bake the world nos propuso como reto para el mes de noviembre un pan irlandés, mi corazón dio un respingo, pues es una pan que yo misma le sugerí hacer debido al gran cariño que le tengo a Irlanda. Todo ella me trae bonitos recuerdos de una estancia de la que disfruté en mis tiempos de estudiante, y a donde llegué con el propósito de mejorar mis conocimientos de lengua inglesa, y a los que debo la profesión a la que me devoto hoy en día.

No me quiero extender en el "mundo Irlanda"; ya le dedicaré una entrada un poquito más adelante. Y creo que lo interesante en ahondar en la historia de un pan que ha alimentado a millones de irlandeses, y que les ha ayudado a sobrevivir en un país afectado por la famosa Gran Hambruna de la patata que empujó a tantos miles de irlandeses a salir de su país en busca de un futuro que no encontraban en él debido a la miseria con la que allí se vivía. Uno de los destinos de estos emigrantes fueron los Estados Unidos, donde se tergiversó la receta original añadiendo mantequilla. Y es por este motivo por el que incluso se creó una sociedad en favor de la conservación del pan de soda irlandés.

Rory O'Connell, un popular chef y profesor irlandés nos cuenta que el pan de soda irlandés fue introducido a principios del siglo XIX y que en sus inicios este pan era cocido en una cazuela de hierro provista de tapadera y a la lumbre, puesto que por aquel entonces no existían hornos. Era un pan asequible, ya que los ingredientes con lo que se elaboraba estaban al alcance de las familias. La harina la obtenían del trigo que cultivaban, y el buttermilk, o suero de mantequilla, el líquido que se formaba tras la fabricación de la mantequilla, se obtenía de las vacas que les proporcionaban la leche diariamente.

Hoy en día existen algunas versiones de este pan, como aquellos que incorporan uvas pasas. Pero no hay duda de que este ingrediente era un artículo de lujo para las familias de entonces. Sin embargo, en algunas zonas, empleaban semillas de alcaravea, una planta que seguramente muchos habréis visto por el campo y de sabor picante y anisado.

El dibujo típico en la superficie de este pan de soda es una cruz. Si nos atenemos a una explicación científica, esta cruz facilita la entrada del calor hasta el interior del pan ayudándole a cocerse. Si nos atenemos a una explicación más popular, la cruz, símbolo de la religión católica, y que promulga la inmensa mayoría de la población irlandesa, representa la gratitud del pueblo por el pan de cada día, aunque también existe la creencia de que la incisión de una cruz  permitía la salida de los malos espíritus del pan.

Hoy en día, el pan de soda irlandés sigue siendo uno de los alimentos básicos de la población irlandesa, y aunque aún podemos encontrar lo que se conoce como white soda bread (pan blanco de soda), es quizás más común encontrar el brown soda bread (pan moreno de soda), que es el que os invito a conocer hoy.

Vamos a ver cómo elaborar este pan de miga asombrosamente tierna, de miga prieta, con pequeñisimos alveolos y que se tarda menos en hacer que el tiempo que lleva leer esta entrada. No en vano, es perfecta para adentrarse en el mundo del pan. Así que los aún reacios, ¿a qué estáis esperando? :)

Irish soda bread-corte


Ingredientes
  • 250 gr de harina de trigo integral
  • 250 gr de harina de trigo normal
  • 1 cdta de bicarbonato
  • 1 cdta de sal
  • 400 mililitros de buttermilk
Elaboración
  1. Comenzamos elaborando el buttermilk. Para ello en un recipiente ponemos 400 mililitros de leche a la que añadiremos dos cucharadas de zumo de limón. Lo dejamos reposar, sin remover ni mover, durante unos 10 o 15 minutos.
  2. Precalentamos el horno a 220º.
  3. En un recipiente grande ponemos el resto de los ingredientes y los mezclamos bien con la ayuda de unas varillas.
  4. Transcurrido el tiempo de reposo del buttermilk, lo vamos añadiendo poco a poco a los ingredientes secos hasta formar una bola de textura un poco pegajosa pero manejable.
  5. Ponemos una buena cantidad de harina sobre la superficie en la que trabajaremos la masa y amasamos durante un minuto, no mucho más. Le damos forma de bola y lo embadurnamos bien de harina por todas partes.
  6. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal, pasamos el pan a la bandeja, lo aplastamos un poquito, y le practicamos una cruz de un centímetro de profundidad con un cuchillo muy bien afilado para que los cortes sean limpios.
  7. Introducimos en el horno y lo cocemos durante diez minutos. Transcurrido este tiempo, bajamos la temperatura a 200º y lo mantenemos unos 20 minutos más.
  8. Lo sacamos del horno, y lo pasamos a una rejilla, donde lo dejaremos enfriar por completo.
Espero que os haya gustado este pan. No hay duda de que yo lo he disfrutado enormemente, tanto por ese lado sentimental que me ha hecho revivir aquella bonita y productiva experiencia en un país con un lugar en mi corazón. 

La receta orginal, aunque adaptada en la cantidad de buttermilk, aquí

42 comentarios :

  1. Se ve genial, al final tendré que preparar uno.
    besos

    http://lacocinadelagatacuriosa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Pues hay que conservar a toda costa esta receta, se ve una magnífica hogaza, qué buena!!! Has hecho una preciosa presentación en sociedad de este delicioso pan irlandés!!!

    ResponderEliminar
  3. Mi formación , por edad y por empatía fue francesa. Luego con mi hija se volvieron las tornas y estudió interna en Irlanda. A punto estuvieron de nombrarme sobecargo o azafata de honor de las lineas irlandesas jajajaja. Conocí bastante bien el pais y su cocina y he de reconocer que me gusta mucho más que la de sus vecinos del Reino Unido.
    Este pan me encanta, sobre todo el blanco, tanto para tostadas dulces de desayuno como saladas en el almuerzo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. Pues mira, la historia no la busqué me limité a buscar una receta y a asegurarme de que la que tenía era la correcta, al menos la básica, y el resultado? repetimos, me gustó mucho y además la rapidez jugó un papel importante ya que este mes no tenía tiempo para levados, así que tampoco para introducirme en el mundo de este pan tan característico, te agradezco esta parte de historia que siempre me gusta, un pan así tiene que tenerla.
    El resultado; es perfecto!
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Umm qué buena pinta, siempre me da mucha pereza el tema de hacer pan, este no parece muy complicado y el resultado tiene una pinta deliciosa...A ver si me animo!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy buena pinta que tiene ese pan!
    Gracias por la sugerencia, yo no lo conocía y también he disfrutado mucho haciéndolo!
    Miedo me da con lo que nos sorprenderán para diciembre!!!!!
    Besos
    Mercedes

    ResponderEliminar
  7. Qué interesante todo lo que explicas acerca del pan de soda. Te ha quedado con un aspecto estupendo.

    Buen Fin de Semana!

    ResponderEliminar
  8. Buenos dias Yolanda. Qué cantidad de panes hoy, pero el primero que veo elaborado con mezcla de harinas y su aspecto es imponente, contundente. Me gusta mucho el resultado. Y mira por donde, nunca te acostarás sin saber una cosa más: la cruz para ayudar a la cocción. Gracias por la aportación. Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Qué ganas tenía de leer tu entrada de hoy y ver tu pan !!! Y es que esta vez no he tenido el gusto de ver ni una fotillo por whastapp como me has enviado otras veces. Has guardado tu pan con recelo y no has soltado prenda...hahaha.

    Sabiendo el amor que sientes por Irlanda, era impensable que no parcipara en el reto de este mes. Al marge de lo fácil o no que sea este pan. Cuando los sentimientos nos embargan de una manera tan profunda nos arrastran a la cocina y no tiene sentido resistirse a las ganas de cocinar que nos provocan.

    Será fruto de ese amor, mezclado con el arte que te das en la cocina, pero te ha salido un pan fabuloso. A la vista está !!!

    Bss

    ResponderEliminar
  10. Tuve la suerte de ir a Dublin en Mayo... me encanto!! Así que imagino que tienes muy buenos recuerdos de Irlanda. El pan, te ha quedado genial!! Besos

    ResponderEliminar
  11. Yo tambien me he decantado por la versión integral. Te ha quedado precioso¡¡¡.

    Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  12. Que bien te ha quedado y muy interesante todo lo que nos explicas...besos

    ResponderEliminar
  13. Yo hago un pan sólo con espelta, agua, sal y sodas, parece ser que es bastante parecido, pero me imagino que el buttermilk le dará una jugosidad y sabor muy, muy diferentes, lo probaré. Besos

    ResponderEliminar
  14. Los panes integrales en casa me salen fatal, digo yo que todo será ponerse. Pero este pan moreno tuyo es tan, tan tentador........

    Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
  15. Se ve fantástico con esta miga tan especial... A mi el pan no me da miedo, llevo varios años preparando pan con masa madre sin miedo jejeje Pero ¿sabes que nunca he preparado soda bread? Y creo que voy a tener que preparar uno porque viendo vuestros panes me está entrando muuuucha hambre jejeje
    Besos y feliz finde,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Como siempre me descubro ante ti, tu post y tu receta!!..eres super didáctica y nunca aburrida..que gran placer leerte amiga!
    yo nunca fui a Irlanda, pero sin duda es uno de los destinos que tengo en mi carnet de viajes por hacer..seguro que algún día será!!!!!!!
    miles de besos Yolanda guapa, y feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  17. Yolanda
    Te quedo increible, sabelo!!!
    besotes
    Mer

    ResponderEliminar
  18. La verdad que a la gente que le gusta el pan, ver estas fotos y recetas es una maravilla, tanto que me apetece meterme en la cocina ahora mismo, como tiene que saber???
    Buen finde

    ResponderEliminar
  19. Me ha gustado mucho tu explicación, como siempre muy interesante, y el pan te ha quedado espectacular!! Un beso

    ResponderEliminar
  20. Hola mi niña !!!
    Me ha encantado esta entrada tan ilustrativa.
    Hoy he visto un montón, pero creo que con mezclas de harinas solamente el tuyo.
    Te ha quedado fabuloso. Nunca lo he preparado , asi que tengo que ponerme con él que lo tiene todo a su favor.
    Besinos mil, buen finde.

    ResponderEliminar
  21. Yolanda, me ha gustaso mucho leer la historia de este pan.
    Es muy interesante y perfectamente resumida.
    El pan, no necesita comentarios, se ve buenísimo y conseguidísimo!!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  22. Andamos las dos con recuerdos de Irlanda y de este pan. Me encanta cómo te ha quedado. El mío es diferente pero tampoco está mal. Un beso y hasta el sábado

    ResponderEliminar
  23. Me gusta tu versión y yo a pesar de haber vivido allí también y de tener unos recuerdos muy buenos, no había probado hasta hace una semana y poco este pan!!! jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Pues no sabes lo que te agradecemos algunas que propusieras este pan. Gracias a ello por fin lo he probado, puesto que no me lanzaba a hacerlo.
    La entrada la leí esta mañana y las fotos las he visto ahora... da unas ganas de volver a hacer uno ahora mismo viendo tu pan!
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Preciosa fotografía con toda esa textura de la corteza y esa luz muy cálida. Gracias por compartir toda esa historia y por haber sugerido el pan. Ha sido un acierto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Yolanda, he oído hablar muchísimo de este pan de soda, pero desconocía que en EEUU se hiciera con mantequilla, aunque, por otro lado, no me extraña.
    Tiene muy buena pinta el tuyo. Ahora no ne queda más remedio que hacerlo o, al menos, intentarlo.
    Bsitos guapísima

    ResponderEliminar
  27. Leer tus comentarios, tus entradas es todo un lujo, siempre se aprende y se disfruta de lo bien que redactas. Y encima haces recetas ricas, que más se puede pedir.

    Un beso y un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  28. Pues has hecho honor a Irlanda, que tanto cariño le tienes, con este precioso y rico pan, te ha quedado perfecto. Besicos

    ResponderEliminar
  29. Tienes razón mi Yolanda, es facilito facilito, y super resultón! gracias por sugerirlo a las chicas :)
    y por contarnos tantas cositas acerca de él.
    Feliz finde princesa!

    ResponderEliminar
  30. Te doy las gracias por animarme a participar en estos retos, ha sido un placer por todo, por participar, por aprender la historia de este pan y sobretodo por compartir con tod@s la misma experiencia. Me encantan tus lecciones !!!!!cómo me gustaría tenerte de profe de inglés!!!!. Bss

    ResponderEliminar
  31. No veas lo que me ha tentado este pan sin levaduras ni fermentados. Solo ver la presencia que tiene y la forma dan ganas de meterse en la cocina YA.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Que entrada más instructiva, no esperaba menos de ti, lo que se aprende contigo!!! Había leído sobre el simbolismo de la cruz, pero no sabía la variante americana, menos mal que siguen conservando la tradicional!!
    Como tu yo elegí la versión más parecida a la original!! Me ha encantado el sabor y la miga que tiene este pan y sobre todo lo rápido que se prepara!!
    Te ha quedado espléndido amiga!!!
    Besotes y muyy buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  33. me encanta este pan, contundente!!!bsts

    ResponderEliminar
  34. ¿Pero como podian pensar que el mal tenía malos espiritus?!, bueno sea el motivo que sea el de la cruz arriba del pan, hay que reconocer que lo hace aún más bonito. Me ha gustado tu entrada, que bien explicadito todo, se nota tu vena docente, no lo puedes disimular. Pues me ha gustado tu pan morenito, tengo que comprar harinas y repetirlo con la integral.
    Un besazo y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  35. No sabes la cantidad de recetas que he visto de este pan!!! a cual mejor!!Bss

    ResponderEliminar
  36. Yolanda tremendo este pan que color y que miga,siempre es un placer descubrir panes de otras latitudes
    buen domingo
    beso

    ResponderEliminar
  37. Que fabuloso!! pero bueno aquí todo siempre es perfecto. Ya sabemos que distingues a la perfección brownies, de bizcochos y veo que también de los panes XDXD. Pero lo que más me ha gustado es un detalle, no se si a posta o no, el trapito has puesto los colores USA y es que al fin y al cabo los irlandeses ayudaron a forjarla tal y como la conocemos hoy, debido a la hambruna de la patata... un "homage" en toda regla!
    un beso de algarroba!!

    ResponderEliminar
  38. Me gusta eso de 'Clara. la principal administradora.....', muy cierto, se lo curra ella todo, es una máquina y está consiguiendo que todo el mundo se vuelva panadero, a mí me dió el empujón que necesitaba cuando me quedé tan consternada con lo del trigo.

    Ya veo que te has atrevido con el muy integral y que lo dominas perectamente, este pan es para hacer muchas veces. Nos vemos en el siguiente que a mí me va a hacer sudar de lo lindo!

    Besos

    ResponderEliminar
  39. ¿Cuesta menos hacerlo que leer la entrada?. Pues me parece que no tengo excusa para no probarlo. Me llama la atencion que no lleve levadura. LE dare la receta a alguien que es alergico a ella. La verdad es que eres una artista del pan, te ha quedado todo un señor pan grandote y con una pinta que tiene la corteza que me encanta...
    Me alucina como documentas las entradas !!

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  40. Es todo un gustazo este evento.Dar una vuelta vuestras cocinas es un placer,vamos que salen humo de todas.Que rico es el pan casero y cuanto mérito tiene.
    Lo integral me va más que ningún otro,aunque tooodosss me gustan mucho.

    Buena semana profesora Yolanda ;))

    Un besito

    ResponderEliminar
  41. Hola Yolanda me ha encantado tu versión de mezclar harinas,me la anoto,a ver si me sale tan rico como a ti....Nos vemos en el próximo reto...

    Besets

    ResponderEliminar
  42. ¡Qué bonito te ha quedado Yolanda! Yo hice una versión muy parecido pero sin harina integral, tiene que estar así buenísimo!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.