21 noviembre 2011

TARTA DE CASTAÑAS

Tarta de castañas_4


Llegan los primeros fríos con el otoño, y una de las imágenes de infancia que llegan a mi memoria es el castañero que se ponía con su hornillo en una de las calles más transitadas del pueblo en el que he vivido toda mi vida. El castañero preparaba su tenderete: abría la sombrilla que le resguardaría del aire y del frío, encendía la lumbre del hornillo, un hornillo grande, transportable, hecho de hierro posiblemente, y llamado anafe, abría el saco a rebosar de castañas, cogía las castañas una a una, les iba practicando un corte con una navaja para que no explotaran en la lumbre, y las asaba hasta que la piel casi se quemaba. La lumbre chisporroteaba e inyectaba alegría a las castañas, que a veces notabas saltar. Para l@s niñ@s como yo, un cucurucho de castañas asadas era un capricho. No siempre era fácil convencer a nuestros padres de acercarse al tenderete a comprar uno de esos cucuruchos. Pelar las castañas calentitas, a veces ardiendo, mancharte las manos del negrín de la piel torrada, y llevarte a la boca una castaña tierna y calentita era un manjar. Hoy en día esta costumbre, la de el castañero o casteñera vendiendo castañas a la lumbre, en la calle y expuestos al frío apenas se ve en las ciudades.

Podemos encontrar castañas en los mercados entre los meses de octubre y de diciembre. Sin embargo el excesivo buen tiempo que nos ha acompañado hasta hace unas semanas no ha favorecido en general al campo de temporada, y en particular a la castaña. No hay mucha castaña, y la poca que hay no es buena, y mucha de ella está habitada por gusanos. Y a pesar de ello, los precios no son bajos, porque según lo que he visto por los mercados de mi zona, el kilo anda en torno a los 3 y 4 euros.

Tarta de castañas_1 

El hombre siempre ha buscado un alimento rico en hidratos de carbono y fécula que pudiera almacenar en época de abundancia para consumirlo en los duros meses de invierno. La castaña era ideal. En España, Asturias, Cantabria, ciertas zonas de Cataluña, en las zonas más húmedas de Zamora, y en especial Galicia y la zona del Bierzo de León son las zonas geográficas de mayor producción de castañas. Su clima es propicio para ello: escasos días de sol, abundantes días de lluvia y ausencia de animales capaces de afectar a un cultivo tan recio como el de la castaña. Los jabalíes y los corzos que a menudo destrozaban los sembrados, pasaban entre los castaños sin causarles daño alguno. La castaña dio lugar al magosto, una fiesta tradicional de Galicia y de ciertas zonas de Castilla y León que celebraban la recogida de la castaña a principios de noviembre. Y como ésta, la castañeda, en Cataluña. Son fiestas que se convierten en eventos sociales donde la castaña y el fuego son los protagonistas, aunque no faltan las bellotas, los higos secos, el dulce de membrillo, los boniatos y en Catauña los panellets. Esta es la forma particular de celebrar el día de Todos los Santos, y sin necesidad de recurrir a la fiesta anglosajona de Halloween


Castañas 

Si quiréis aprovechar la temporada de castaña y guardarlas para usarlas más adelante, ¿sabíais que se pueden congelar? Pues sí, y tanto con la piel como sin ella.
  • Si queréis congelarlas para asarlas, hacedles un corte en la piel para asarlas directamente cuando os apetezca. Guardadlas en bolsas de plástico de cierre hermético.
  • Si queréis congelarlas peladas, para facilitaros la tediosa labor del pelado, podéis cocerlas en el microondas durante un minuto y medio 80 máxima potencia y habiendo practicado un corte en la piel. También podéis cocerlas en el microondas, o al fuego, en agua que las cubra y en un recipiente apto para cada caso, durante quince minutos. Dejáis que se enfríen y veréis qué fácilmente se pelan.
  • Podéis secarlas en el horno para conseguir castañas pilongas. Para ello tendréis que tenerlas unos 30 minutos aproximadamente en el horno a 220º, no sin antes haberles hecho un corte en la piel. Removedlas con una espátula de hierro de cuando en cuando. Dejadlas enfriar por completo y guardadlas en un tarro de cristal. Para usarlas, tendréis que hidratarlas en agua como la legumbre, desde la víspera, luego escurrirlas, enjuagarlas y ponerlas a cocer en agua durante 30 o 40 minutos.
  • Y si lo que queréis es simplemente asarlas para disfrutarlas en el momento, basta con hacerlo teniendo el horno a 220º y asarlas durante 20 minutos, sin olvidaros de darles un corte en la piel, claro, y removedlas de vez en cuando con una espátula de metal. Si tenéis el privilegio de tener una cocina de fuego y una calvoreta, la sartén agujereada propia para asar castañas, mejor aún.
Tarta de castañas_2 

Y después de estos consejos, ya es hora de pasar a la receta, ¿no? Se trata de una tarta en la que la castaña es la protagonista y eso se nota al primer bocado, y además con el toque especial de la castaña asada en el horno. Es una tarta que requiere tiempo por tener que asar las castañas. Es lo más entretenido, pero con tiempo, aprovechando uno de esos días tristones de fin de semana, sin planes, y con compañía, le estaréis dando una oportunidad a una tarta con un claro y exclusivo sabor a castañas.

Ingredientes

Para la base
  • Una base de masa quebrada refrigerada
Para el relleno de castañas
  • 150 gr. de castañas asadas sin azúcar pulverizadas. Como sabéis que esta fruta puede guardar en su interior ciertos bichitos, es conveniente asar más castañas de las necesarias, y si nos sobra, las podemos congelar para hacer con ellas otra receta. Yo usé 600 gramos  de castañas y limpias se me quedaron en 450 gramos.
  • leche para cocer las castañas una vez asadas 
  • 80 gr. de azúcar moreno
  • 1/8 de cdta. de nuez moscada
  • 2 huevos
  • 250 ml. de nata 
Para la cobertura
  • 250 ml. de nata para montar
  • 1 cda. de azúcar blanquilla
  • 1/2 cdta. de esencia de vainilla
  • una pizca de nuez moscada

Elaboración
  1. Empezamos preparando las castañas para asar. Este paso es recomendable realizarlo el día de antes. Precalentamos el horno a 220º y mientras hacemos un corte en la piel de las castañas. Las colocamos en una fuente de horno y las asamos durante unos 20-25 minutos, dependiendo del tamaño de las castañas, y removemos de vez en cuando. Las sacamos, las dejamos enfriar, las pelamos. Las ponemos en un cazo con leche que las cubra y un poco más, y las dejamos cocer a fuego medio durante media hora. Añadimos más leche si vemos que se va consumiendo. Removemos de vez en cuando.  Una vez finalizada la cocción, las trituramos hasta casi pulverizarlas. Reservamos.
  2. Preparamos la base de la tarta y forramos la base del recipiente que vayamos a usar con el mismo papel en el que viene la masa quebrada. Adaptamos la masa a la forma del recipiente, la pinchamos con un tenedor, la forramos con otra lámina de papel vegetal y sobre éste, para que las paredes de la masa no se vengan abajo, ponemos suficientes garbanzos que cubran la base. Yo tengo reservados un buen puñado de garbanzos para este tipo de cosas. Cocinamos la masa siguiendo las instrucciones del fabricante. Reservamos los recortes de la masa para hacer unas hojitas, o cualquier otro motivo, y decorar con ellas la tarta al final.
  3. Mientras vamos preparando el relleno: batimos los huevos con el azúcar, incorporamos la nata, mezclamos, añadimos las castañas pulverizadas y por último la nuez moscada. Batimos bien, hasta que se incorporen los ingredientes, y vertemos la mezcla sobre la base de la tarta. Cocinamos a 200º durante 15 minutos; luego bajamos la temperatura a 190º y seguimos horneando entre 25 y 30 minutos más. Si vemos que la masa se dora demasiado, podemos cubrir la tarta con papel de aluminio y continuar la cocción.
  4. Mientras podemos ir preparando los motivos con los que decoraremos la tarta si deseamos. En mi caso hice unas hojitas para poner alrededor de la tarta. Las horneé justo hasta que empezaron a dorarse. Podéis espolvorear un poco de azúcar sobre ellas.
  5. Dejamos enfriar la tarta por completo y entonces la adornaremos con la cobertura de nata. Para ello montamos la nata con el azúcar y la vainilla, y decoramos la tarta con esta cobertura a nuestro gusto. Espolvoreamos un poco de nuez moscada alrededor y decoramos con las hojitas.

¡Y ya está! ¿Qué os ha parecido este bocado de otoño?


Tarta de castañas_3



Notas
  • Esta tarta gana en la textura de la base si la masa quebrada la hacéis vosotros en casa. Podéis echar un vistazo aquí, aunque en este caso tendríais que utilizar la mitad de los ingredientes que os proporciono.
  • La tarta, al igual que las de queso, gana de un día para otro.


61 comentarios :

  1. Que vivan las castañas con bichitos y todooooo!!!!:)
    se ve que estamos sintonizadas porque mi receta de hoy también las lleva...y la tuya, como siempre acompañada de buena literatura:) es una maravilla!, las castañas me encantan...como dices en tu entrada para mi son recuerdos de frio y manos calentitas, de personas en la calle asándolas y dejandome siempre una sensación de frío y pena...porque???? :)
    este fue un mal año para ellas...sobretodo para los que viven de ellas.
    Preciosa y deliciosa tarta mi linda Yolanda!!!!!
    cariños calentitos..como las castañas!!!!

    ResponderEliminar
  2. Si te digo que todavia no me comí ni una sola castaña ..pues si estan muy caras pero y los ricas que son ,en Vigo tenemos varios puestos de castañas y cada vez que vamos al centro toda la zona esta llena de ese olor tan rico..me encanta ponerme las manos negras ainssss que ricas
    tu tarta es de luxe ,acabo de ponerla en pendientes
    bss
    lol

    ResponderEliminar
  3. Pues me parece un bocado exquisito!, sabes mucho de castañas, un placer leerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mi no me gustan mucho las castañas , cuando compro las hago para mi madre pero eso de los gusanitos y yo no nos llevamos puagggggg.....las últimas que compré a casi 5 euros el kg y la mitad de ellas con pasajero , casi me da algo.

    Con una amiga tan detallista como tu que me va a regalar un pedacito de esta señora tarta , me convierto y me paso a la religión castañil jajaja....

    Vaya fotos, son impresionantes !!!

    Besinos mil.

    Besinos reina.

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla de tarta!!. me encanta el corte que tiene y la presentación. Preciosa y rica!!!. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Yolanda: Pero cuanta información!! La verdad es que con todo lo que nos cuentas, ya nos podemos poner manos a la obra y guardar algunas castañas para cuando no abunden.
    La tarta me ha parecido sensacional. Tiene muy buena pinta con su base de masa quebrada y luego ese relleno tan apetitoso.
    Me entraron unas ganas locas de ir a comprar unos cuantos kilitos...
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  7. Yo tengo la suerte de disfrutar de la presencia de los castañeros en mi ciudad, mancharme las manos del carbón de las castañas y quemarme la lengua al comerlas recién sacadas del fuego, pero para quien no lo tenga tu tarta es una buenísima opción para disfrutar de este manjar tan delicioso :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esta tarta otoñal y tan original, no he usado castañas en ningún postre y esta tarta se ve del todo apetecible me la apunto¡ Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  9. Tiene que estar divina...me encantan las castañas!Besos

    ResponderEliminar
  10. Se ve buenísima la tarta y con un corte de lujo. Hay que aprovechar las castañas ahora que están en su punto álgido.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  11. Que delicia... sabes nunca he comido tarta o cualquier dulce con castañas, siempre me las como asadas ... y es que cuando voy por la calle y me llega el aroma me cuesta resistirme a comprar media docena y disfruto con ese sabor a brasa.

    Que tal ayer???

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Con lo que me gustan las castañas crudas, incluso asadas pero que no me llaman a mi las preparaciones a base de castaña como las cremas o el marron glace. La verdad es que tu receta tiene pinta de estar rica y de textura pastosa que me gustaria. No sé qué decirte. Lo que me encanta es ese toque de nuez moscada en la nata.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡que rico tiene que estar!! y vaya presentación! es un lujazo sacado de un catálogo!! :)
    besazo
    Sonia
    http://lasdeliciasdelapungui.blogspot.com/2011/11/sorteo-1er-choco-cumpleblog.html

    ResponderEliminar
  14. Nunca he probado más que las castañas asadas o crudas, en mi casa no se ha estilado de otra forma, aunque esta tarta tuya es realmente tentadora.

    Muchas gracias por todos los consejos para conservarlas, me los apunto todos.

    Besos y muy buena semana.

    ResponderEliminar
  15. Me ha parecido un bocado fantástico, tanto como las fotos. Gracias por tus consejos. Besos

    ResponderEliminar
  16. NUNCA USEI CASTANHAS EM DOCE .
    ACHEI ESSA TARTE LINDA, ENTÃO A FATIA ...UMA VERDADEIRA TENTAÇÃO.
    BOA SEMANA
    BESOS

    ResponderEliminar
  17. Wooooooooooooooowwwwwwwwwwwwwwww, pero que corte tiene esta tarta. Yolandaaaaa!!!, anda guapa invítame un día a tu casa, ¡porfa!, hija te han quedado unas fotos preciosas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  18. Que delicia Yolanda...me encantan las castañas, sobre todo asadas como dices en la lumbre....hace unos días recogimos un buen puñado dando un paseo por la sierra y las tengo que gastar ya si ó si, jejej, me apunto tu tarta...

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
  19. En Asturias es el amagüestu, se toman castañas y se bebe sidra dulce. En los coles siempre lo celebran "la fiesta del otoño" la llaman ahora. Caray, qué manera de cambiar las cosas...
    El año pasado hice una parecida, recuerdo que al peque le gustó mucho, pero a mí muy poco.
    La tuya se ve más suave.
    Me parece una deliciosada ;)

    ResponderEliminar
  20. qué me va a parecer?! Pues fabuloso! muy apetecible, me encanta el sabor de las castañas, pero es que además haces una fotos tan bonitas, tan cálidas, que ya solo con verlas se hace irresistible. Enhorabuena Yolanda.

    Y respecto a lo de las fiestas tienes mucha razón, aunque es bonito ir adoptando costumbres no me parece bien si es a cambio de perder las nuestras, en mi caso, la castañada, ha sido la que hemos celebrado toda la vida y era tan divertida o más que salir disfrazados salpicados de ketchup. Y els panellets, claro, que también tienen un origen curioso.

    Por cierto, te agradezco tu consejo de congelar las castañas, no lo sabía y antes de salir de viaje tuve que regalar un buen montón que tenía, se me hubieran echado a perder. No es que no quisiera haberlas regalado :-), pero si lo hubiera sabido las hubiera congelado tan buen punto me las trajo mi marido, que "se las encontró" en el árbol :-)

    un beso muy fuerte, guapísima.

    ResponderEliminar
  21. Alucinante todo lo que nos cuentas Yolanda, un post de lo más didáctico a la vez que interesante. Ingoraba muchas de las cosas que nos has brindado, además de no saber que las castañas podían congelarse y todas las maneras de hacerlo.
    La textura de la tarta se ve increíble.
    Beesos grandes

    ResponderEliminar
  22. DEbe quedar tan buena esta tarta, me ha encantado, y ademas aprovechando el tiempo de castanas!! un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Como me gusta tu tarta de castañas y las castañas en general, es verdad que ya casi no hay castañeros por la calle y que las que se compran no siempre son lo que parecen pero yo no me resisito a probarlas cada invierno y a preparar una tarta e castañas con chocolate claro! Besos

    ResponderEliminar
  24. Yo creo que la última foto lo dice todo, un corte sugerente y un bocado exquisito, me encantaría probarla :). Nosotros asamos castañas el otro día por primera vez esta temporada, me encantan... y aunque es un antojo 100% estacional, en otras estaciones del año como que no... las primeras que te llevas a la boca te saben a gloria.

    Yo el recuerdo castañil que tengo es el del castañero de la plaza de Callao, cuando íbamos a ver los puestos en diciembre con mis padres, siempre arrancábamos desde allí nos bajábamos del metro. Como olía la calle verdad??.

    La verdad es que es cierto que cada vez se ve menos. Me ha encantado tu introducción.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Hce poco probe mi primera tarta de castañas y estaba riquisima. Pero esta tiene aun mejor pinta!!!La que tome yo era sin base ni cobertura. Donde va a parar!!!

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado tu tarta, purita delicia otoñal...la presentación de lujo y la información me viene muy bien. De la castaña me gusta todo, su color de piel, el sabor, el olor ... bueno pelarlas en crudo no me gusta nada de nada.
    Un abrazo y que pases un buen día Yolanda.

    ResponderEliminar
  27. Es una tarta preciosa, nunca la he hecho con castañas, pero me gustaría ya que las como, se ve suave y cremosa. Me la llevo:) Bss

    ResponderEliminar
  28. Tiene una pinta deliciosa y la fotografía es estupenda.
    Con tu permiso me llevo la receta.
    besos

    ResponderEliminar
  29. Qué maravilla! Me gusta todo, la receta, las fotos, los consejos... Perfecto todo! Besicos.

    ResponderEliminar
  30. El corte se ve de miedo...yo probaría ese trocito del tenedor, más no, pq las castañas no me gustan, pero ese tenedor me tienta

    ResponderEliminar
  31. me ha encantado tu entrada. primero porque la tarta es genial, segundo porque a mí también me ha recordado al castañero que se ponía cerca de mi casa y tercero porque he aprendido que se pueden congelar.
    mil gracias y besos!

    ResponderEliminar
  32. Yolanda, tiene una aspecto increíble (me acabo de llevar la receta a favoritos para hacerla en el puente de diciembre que tengo comida familiar). Lo del castañero es verdad, en mi pueblo había también uno... y aquí en La Laguna (Tenerife) sigue habiendo y yo sigo comprando de vez en cuando. Por cierto ¿qué pasó con lo de las elecciones? ¿Te tuviste que quedar?

    ResponderEliminar
  33. Yolanda, se agradecen tus consejos sobre las castañas. No sabía que se pudieran congelar.
    La tarta tiene un aspecto delicioso, seguro que está buenísima!!!

    Un besito guapa,

    ResponderEliminar
  34. Vaya pintaza!! que rica tiene que estar, me parece un postre perfecto para navidad!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  35. ¡Qué receta más buena! Y muy original además, nunca la había visto.
    No sabía que se podían congelar enteras para asarlas, mira que idea más buena!!!
    Este año hemos comido pocas, muy caras y mucha proteína dentro jajaja
    Besitos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  36. Yolanda, esta tarta es una auténtica exquisitez. Te ha quedado tan fina de textura. Mira que tengo castañas en la cocina y me están dando ganas de hacerla peeeero la veo muy trabajosa y no estoy yo muy bien de paciencia estos días.

    Seguro que encuentro otra forma de cocinarlas entre tanto consejoq ue nos has dado.

    Una entrada estupenda :)

    ResponderEliminar
  37. Aisss pero qué maravilla!
    Las tartas de castañas, bueno todo lo que lleve castañas me pierde, menuda tarta más rica!
    Por lo que veo, y si el ritmo de publicación va según lo previsto, una de las recetas de la próxima semana te encantará :P
    Muaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  38. No veo las fotos pero leyendo la receta y la palabra "CASTAÑAS" me gusta. Me apunto la receta.

    ResponderEliminar
  39. te ha quedado genial, como me has recordado los otoños de cuando eres pequeña. Aquí en Málaga y en Sevilla se ven algunos castañeros todavia. Me encanta la castaña asada. Te ha quedado genial esta tarta. Bss.

    ResponderEliminar
  40. Neni pues no doy muy de castañas así... como mas me gustan son asadas... pero desde luego la tarta tiene una pintaza increíble!!!!! a q me animo y todo! jijiji un besazo reina!

    ResponderEliminar
  41. Que buena pinta tiene me apunto la receta ya que de castañas tengo pocas.

    Saludos y besos.

    http://lacocinadelagatacuriosa.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  42. No sé porqué siempre me da mucha pereza cocinar con castañas por el engorro de pelarlas, aunque estoy segura de que hago cosas mucho más complicadas.
    De cualquier modo, tu tarta es lo suficientemente tentadora como para intentarlo...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  43. Yolanda tenemos telepatia el domingo preparé una tarta muy parecida a esta y la verdad es que estaba riquísima, a mi me encantan las castañas y los postres hechos con ellas, pues quedan con una finura especial.
    La semana que viene la subiré.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. Como te decía en FB; no tengo costumbre de comer castañas... en los 8 años que viví en España no llegué a aficionarme.... probé alguna vez castañas asadas y me sabían "raro"....
    En cualquier caso, la tarta se ve maravillosa, y con esos colores otoñales. Me encantaría probar un trocito, no me imagino cómo sabe ;-)
    Un besote.

    ResponderEliminar
  45. ME PARECE SENSACIONAL ..las castañas dan cantidad de juego en las tartas ..esta se ve FANTASTICA BSSSSMARIMI

    ResponderEliminar
  46. La pruebo sin dudarlo! Me ha encantado el corte y es que ya la estoy paladenado, ja,ja
    La receta muy buena y la presentación mejor!
    Sin congelar castañas, tengo siempre 2 congeladores llenos, imagínate si lo hago...
    Besotes

    ResponderEliminar
  47. Qué bonitos recuerdos, aquí como no hace tanto frío no hay ocstumbre de vendedores de castañas, sólo cuando vienen los feriantes...la tarta tiene que estar buenísima, desde luego las fotos te han quedado chulísimas...un besito

    ResponderEliminar
  48. Me parece una delicia, me gustan mucho las castañas, así que en estas navidades...tarta de castaña.

    ResponderEliminar
  49. Nos ha encantado el post, nos encantan las castañas y esta tarta nos ha dejado con la boca abierta ñam!! que ricaaaa

    Un besos

    ResponderEliminar
  50. Me encantan las tartas con castañas, yo, todos los años preparo una con castañas para la Navidad, lo asocio con ella, otros años, preparaba yo misma el puré de castañas (lleva un curro de la leche) pero últimamente estoy más vaga y compro la crema de castañas hecha... no tiene ni color pero da el pego.
    supongo que asando tú misma las castañas, esta tarta tiene que estar superior... el corte es magnífico.
    besos

    ResponderEliminar
  51. Que casi me pierdo esta pedazo de tarta. Las castañas nunca las he utilizado para elaborar nada, así que ya estoy tardando. Besos

    ResponderEliminar
  52. Sin tiempo para nada pero deseando pasarme por determinados blogs indispensables para mi, como el tuyo. Voy a darme un lento y delicioso paseo por todas las entradas que me he ido perdiendo de tu rinconcillo. De momento me quedo saboreando esa deliciosa porción de tarta de castañas que era para mi ¿no?

    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Una fantastica receta, se ve delicioso me encanta.
    bss

    ResponderEliminar
  54. que delicia!! que espectáculo. y las fotos una pasada! un abrazo!

    ResponderEliminar
  55. Yolanda, te tengo abandonada, bueno en realidad te visito en silencio, últimamente estoy un poco en off con todo el mundo.
    Que tarta más buena has hecho, me gustan mucho las castañas. Tiene un aspecto delicioso.
    Un beso y feliz domingo.
    Claudia

    ResponderEliminar
  56. y por si fuera poco, además se ve preciosa!!!

    eres la caña de españa nena.... un besote

    ResponderEliminar
  57. Me parece una tarta exquisita, me encanta las castañas de mi tierra, el Bierzo, así que pronto la prondre en práctica. El corte y la presentación son espectaculares. Te invito a pasrte por mi cocina, estoy de cocnruso, espero que te animes. Besines!

    ResponderEliminar
  58. ¡Hola a tod@s! Siento teneros un poco abandonad@s, no visitar vuestras cocinas, pero en estos días ando bastante ocupada con temas laborales y personales y las horas no me dan más de sí. En cuanto pueda, me paso por vuestras cocinas a ver lo bien que huelen.

    Muchas, muchas gracias a tod@s l@s que habéis venido y dedicado unas palabras a mi tarta de castañas.

    ¡Feliz semana!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Como muchas otras cosas, la castaña ha sido un descubrimiento al venirme a vivir a tierras europeas. Antes castaño no era más que un color de cabello. Pero cuando he probado esto, madre mía, me encantan sobre todo cuando forman parte de un dulce...como esta tarta que me está llamando. Múdate cerca mi Yolanda, para poder ir a probar!
    Tu tranquila, que de visitar blogs amigos vamos la mayoría bastante mal. Ya nos pondremos al día!
    Te deseo una feliz y productiva semana.

    ResponderEliminar
  60. Vengo del blog de Miriam que tiene un postre de castañas y ahora tu tarta!!! que maravilla! tiene una pinta estupenda, el corte luce delicioso!
    Un beso enorme Yolanda!

    ResponderEliminar
  61. Que foto mas bonita y q receta mas original
    http://frostingjd.blogspot.com/

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.